cropped-logotipoEK.png

Caminos de un evangelio integral: una hoja de ruta teológica

Editor: Valdir Steuernagel

ARS$ 14.000,00

Editor, Valdir Steuernagel

Gratitud es una palabra que aparece con frecuencia en estas páginas. Y el libro en sí es una respuesta de gratitud. Aquí se reúnen personas de diferentes épocas, lugares y tradiciones, en un seguimiento común a Jesucristo como Señor y Salvador. Y en la gestación y el crecimiento de una vocación misionera que se expresa en caminos teológicos que provienen de una escucha atenta de la Palabra de Dios. Creando una cultura del cuidado, junto con otros y otras, con quienes nos encontramos en nuestras vulnerabilidades y potencialidades en esta, nuestra sufrida y hermosa América Latina. La expresión clave en torno a la cual se va configurando esta vocación es Reino de Dios. Un Reino que echa raíces entre nosotros cuando los enfermos son sanados, los demonios son reprendidos y la buena nueva de la gracia y el amor de Dios se expresa en palabras, acciones y signos, así como en la vida misma. Un Reino de Dios que echa raíces en el presente y revela una esperanza para el futuro.

Cantidad de páginas: 332

ISBN: 978-987-8396-49-1

Descripción

Editor, Valdir Steuernagel

Gratitud es una palabra que aparece con frecuencia en estas páginas. Y el libro en sí es una respuesta de gratitud. Aquí se reúnen personas de diferentes épocas, lugares y tradiciones, en un seguimiento común a Jesucristo como Señor y Salvador. Y en la gestación y el crecimiento de una vocación misionera que se expresa en caminos teológicos que provienen de una escucha atenta de la Palabra de Dios. Creando una cultura del cuidado, junto con otros y otras, con quienes nos encontramos en nuestras vulnerabilidades y potencialidades en esta, nuestra sufrida y hermosa América Latina. La expresión clave en torno a la cual se va configurando esta vocación es Reino de Dios. Un Reino que echa raíces entre nosotros cuando los enfermos son sanados, los demonios son reprendidos y la buena nueva de la gracia y el amor de Dios se expresa en palabras, acciones y signos, así como en la vida misma. Un Reino de Dios que echa raíces en el presente y revela una esperanza para el futuro.